3 tips para incrementar tus ingresos

3 tips para incrementar tus ingresos

Querido restaurantero,

¿Recuerdas que fue lo que te llevó a comer a aquel restaurante italiano cerca de la oficina? ¿Fue la comida? ¿Fue la velocidad en el servicio? ¿Fue aquel mesero que tan bien te atiende? Cualquiera que haya sido el motivo para regresar a ese restaurante, es casi seguro que fue porque tuviste una buena experiencia en el trato con tu mesero.

La comida puede estar excelente, los tiempos de servicio superiores a los estándares, pero si tu mesero simplemente pereciera que no le diera gusto que fueras de visita, simplemente tu experiencia se convierte en una muy mala y posiblemente no regreses a ese lugar que tanto disfrutas los domingos con la familia.

El mesero de un restaurante no es nada más quien lleva los alimentos y las bebidas a las mesas. Es realmente la primera impresión, la carta de presentación de un restaurante y es quien te puede ayudar a generar esas metas de ventas que tanto buscas semana a semana.

El mesero debe ser visto como un promotor, como una persona que haga pasar a tus clientes la mejor experiencia del día y como el portavoz de todo tu equipo. Tiene que ser una verdadera estrella y claro, un gran vendedor.

Para esto, tienes que saber dirigirlo y darle un buen motivo. Tienes que lograr que sepa lo importante que es en este proceso y que además recibirá una importante recompensa.

Para que un mesero pueda vender más, no necesita recomendar los platillos más caros del menú. Eso solamente espantará a los clientes y percibirán que no fuiste sincero con ellos.

¿Quieres lograr esa gran venta y que además vaya de la mano de una extraordinaria experiencia para tus clientes? puedes seguir estos 3 sencillos y prácticos pasos:

  1. Ayuda al cliente a tomar la decisión. En ocasiones los clientes pueden tardar en tomar la decisión sobre el platillo que ordenarán. Sin saberlo, en la mayoría de los casos, es la mejor oportunidad de venta. La ya famosa: ¿Están listos para ordenar? O ¿regreso en 5 minutos? Es perder la posibilidad de aumentar tu ticket promedio. Un cliente con dudas es un cliente pidiendo que lo asesores, y que mejor ocasión para sugerirle el platillo que la casa desee impulsar.
  2. Conoce el motivo de la visita. Los clientes acuden a los restaurantes por diferentes motivos, ya sea trabajo, un cumpleaños o simplemente porque tuvo antojo de aquella famosa hamburguesa de doble carne. Cualquiera que sea el motivo de visita siempre es importante detectarlo para poder generar una venta que quizá no lograrías si pasamos desapercibido dicho motivo. ¿Que celebran? ¿Un cumpleaños? Tenemos un extraordinario pastel; ¿un asenso en el trabajo? Una copa de vino no vendría nada mal; ¿llevas prisa? No te preocupes, nuestras sopas y ensaladas son nuestra especialidad. Toda visita viene de una motivación. Detéctala.
  3. Conoce quien decide en la mesa. ¿Quién paga, manda? No necesariamente. Es importante conocer quien lleva la batuta en las decisiones de la mesa. En una reunión de trabajo, si el jefe no pide una bebida alcohólica, seguramente nadie más lo hará. Pero si el jefe pide, es otra historia. Ya sabes a quien ofrecerle. Cuando una familia pide postre, normalmente es la señora junto con el hijo o hija quien decide que pedir. Un padre de familia no se negará a los deseos de los hijos. En pocas palabras, tienes que tener la capacidad de detectar quienes son clientes que toman las decisiones al momento de ordenar.

Para que tus meseros se conviertan en verdaderas estrellas, primero tienen que conocer el menú a la perfección. Si son ellos quienes guiarán a los clientes a tomar las decisiones, que mejor que lo hagan con el mejor conocimiento posible. No solo lograrás una mejor experiencia en los clientes, si no también un mayor compromiso por parte de tus meseros. Un mejor ticket significa más ingreso para el restaurante pero también mejores propinas para tu ellos.

Considera si realmente deseas tener un restaurante sobresaliente, necesitas tener personal sobresaliente, verdaderos vendedores que no solamente atraigan dinero al negocio, si no que brinden una verdadera experiencia de servicio a tus clientes, en otras palabras, meseros estrellas.

Buen turno,

Raúl O. González

Esta es la importancia de los nombres

11 octubre, 2019